¿Por qué las mujeres no logran lo que quieren en la vida?

Todas soñamos con hacer cosas o tener cosas. Algunas se quedan en el estado de soñar y pensar, otras pasan a ser grandes ejecutoras y a ver en primera fila como se materializan sus sueños y proyectos.

Soy Julissa Núñez, experta en Branding y Negocios, y acompaño a mujeres a crecer exponencialmente para que disfruten de una mejor calidad de vida.

Según un estudio realizado por el Departamento de Psicología de la Universidad de Scranton el 92% de la población mundial no logra cumplir sus metas. No están preparados para dar respuestas a los eventos de la vida y más aún, las metas no están ligadas a su propósito de vida.

Está claro que lo que nos llega es con la misma energía que estamos viviendo, por eso cuando pensamos en comprarnos un vehículo nuevo, una cartera o visitar algún país empezamos a ver en todos los lados (en la calle, en las redes, en el periódico) diferentes aspectos con esas mismas características. Entonces ¿te imaginas el poder que tiene vibrar junto a tus metas y respirar por ellas diariamente?

Científicamente está probado que la gente no logra lo que quiere en la vida por varias razones:

1. No sabemos lo que queremos: al no tomarnos el tiempo de definir con detalles lo que queremos lograr evidentemente no trabajamos por ello. Esto incluye no solo la parte profesional y de negocios, sino también nuestro aspecto personal, familiar, de pareja y de todo lo que involucre nuestro entorno actual.

2. No lo tenemos en un lugar visual: la mente tiene demasiadas ocupaciones como para cumplir el rol de nuestra asistente. Si queremos lograr más debemos darle soporte para que pueda hacerlo. Ayudarnos con visuales puede parecer cursi, pero es uno de los recursos más valiosos en el camino hacia nuestra meta. Sí, el espejo, las alarmas, los tableros, las fotos en el closet, en el baño, frases en la nevera, en fondos de pantalla del celular, ipads y computadoras ¡FUNCIONAN! Le dan órdenes a nuestro cerebro y amigables recordatorios de lo que debemos hacer para ver el resultado final.

3. No tenemos un Plan de Acción: la carencia de estrategias en la vida personal arropa a la mayoría de mujeres, pues somos expertas en planes de negocios pero en planes para administrar nuestro hogar, para desarrollarnos como marca personal, para crear contenidos de valor que interesen a nuestra audiencia y para mantenernos actualizadas tenemos un gran reto. Hay que hacer plan de acción para todo, es la única forma de ser más productivas con todos los roles que asumimos por decisión.

4. Queremos ver para creer: pero y entonces ¿cuál es la definición de fe amigas? La mayoría de mujeres no logran lo que quieren en la vida porque ¡si no ven no creen! Tenemos que fortalecer nuestra fe. La fe es creer sin haber visto, confiar en Dios, en ti misma y en tu poder.

5. Sabemos las cosas pero no la implementamos: licenciaturas, maestrías, capacitaciones, programas de mentoría, libros, videos, podcast, consejos de personas, ensayo y error, lo tenemos todo pero no lo implementamos. La mayoría de nosotras sabemos perfectamente lo que tenemos que hacer para vender más, adelgazar, conectar con nuestros hijos, mejorar nuestras habilidades de comunicación, crear contenido, y si no lo sabemos, SABEMOS LO MAS IMPORTANTE Y ES QUIEN PUEDE ENSEÑARNOS COMO HACERLO.

No permitas que esta recesión por la que estamos atravesando te paralice, todo lo contrario ahora más que nunca debemos aprovechar para aprender una nueva forma de materializar todos nuestros proyectos y hacer el upgrade de donde estamos hacia donde queremos estar.

¡Mujer, pasa de ser una gran soñadora a una gran ejecutora!

Si te faltan herramientas para gestionar mejor esta crisis mundial que nos impacta a todos te invito a descargar mi ebook: «Mujer en Tiempos de Crisis» aquí.

Te abrazo,

Consultora de Branding & Negocios Experta en Marca Personal y Comercial Speaker & Fundadora de @emprendetubranding

¿Y tú qué opinas?

Tu email no se mostrará.