En el mes de mayo se enaltece la labor del ser más especial de todos los tiempos, las madres. Es una tendencia que no pasa de moda, sin embargo siempre tenemos grandes exigencias de la sociedad, y sobre todo grandes expectativas de nosotras mismas.

Desde mi enfoque, como mamá y empresaria tengo algunos trucos que me han funcionado para lograr sostener ambos roles de una manera estable, nunca perfecta, pero si dentro de los estándares normales que es la inclinación más popular.

Hoy, quiero compartirlos contigo e invitarte a que los hagas parte de ti y siempre te acompañen en el diseño de tu estilo de vida.

1. Establece prioridades
Desde luego, lo normal es que prioricemos a nosotras, a nuestra familia, a nuestros negocios y luego a los demás. Si ese no es tu caso, te invito a que reflexionemos juntas sobre esta premisa que no falla. Salvemos los momentos en el día que nos permiten conectar con los nuestros y desconectarnos de un mundo saturado y con altos impactos en nuestro día a día.

2. Socializar con tus hijos tus proyectos más importantes
A veces pensamos que ellos no nos entenderán, grave error. Por más pequeños que sean algo entienden y sentir su apoyo en momentos claves es hermoso. Recuerdo una vez que mi hijo Alonso tenía 6 meses y mi esposo tuvo que salir de viaje, nosotros pensamos que no sería nada para él, pero la sorpresa fue que luego de eso el niño duró casi 6 meses levantándose todas las noches pensando que papá iba a salir fuera de casa y no regresaría. Por las noches se despertaba preguntando ¿Papá tú no te vas verdad?

3. Involúcralos en todas las decisiones
Se siente tan diferente cuando ellos forman parte desde el principio de cualquier actividad: puede ser de la organización de su cumpleaños, de la celebración del día de las madres, del menú de la cena de hoy o de la merienda, involúcralos en arreglar sus habitaciones, en bañarse solos una vez al día y en elegir su ropa. Esto alimenta su autoestima, los hace niños más seguros y a ti te libera de gastar energía tomando decisiones como hablamos en un podcast anterior.

4. Así como tú tienes tu agenda de trabajo, prepárales las de ellos también.
Los niños gritan porque le pongan límites, eso lo escuché hace mucho tiempo y no lo comprobé hasta hace muy poco. En carne propia viví con mis hijos de 3 y 5 años lo clave que es tenerlos con una orientación en la vida, que ellos tengan claros lo que sí y lo que no, que conozcan sus límites y que esos límites te protejan.

5. Déjate ayudar
En la casa hay muchas tareas que te ocupan mucho tiempo y que no le agregan valor a tu familia, esas decide delegarlas y aunque no estén tan perfectas como tú las podrías tener, prefiero que no se hagan. Así maximizarás tu tiempo de calidad con ellos y verás un retorno de inmediato en su comportamiento y autoconfianza.

Espero que te hayan servido mis recomendaciones para mantener tu vida como mamá empresaria y que sea sostenible, sobre todo en estos tiempos de grandes cambios.

Consultora de Branding & Negocios Experta en Marca Personal y Comercial Speaker & Fundadora de @emprendetubranding